Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 enero 2009

¡Vivan los pajaritos!

pajarito-cantando

Mañana me voy por quince dias a una quinta en el medio de la pampa donde hay miles de pajaritos. Dedicaré mi tiempo a escucharlos y disfrutarlos. Hace un año atrás yo no escuchaba nada y luchaba contra la angustia del aislamiento. Hace un año atrás recorrí Uruguay con una amiga de toda la vida, atravesando la costa de ese país  hasta llegar a Brasil, donde entré y salí para no perder mi radicación ya que hacía dos años que estaba fuera de allí y en un rinconcito albergo una tenue esperanza de volver.  De todos modos no sé que será de mi vida de acá para adelante pero quiero seguir con la puerta abierta. He vivido 20 años en Recife y una parte de mi corazón habita allí por siempre. Amo esa tierra con todas sus contradicciones, pero la amo igual.

Nos fuimos a Uruguay y Brasil en el silencio absoluto y me sorprendo el haber podido divertirme y disfrutar de cada momento igual. Nos fuimos a la aventura, como cuando teníamos 20 años, con una bolsa pequeña para poder caminar a gusto. Nos quedamos en una playa muy tranquila y bonita llamada Punta del diablo durante una semana y todo fue un regalo. Vimos el eclipse encima del mar, desde el último bar del pueblo, sin luces alrededor, lo que nos brindó un increíble espectáculo. Esta playa está rodeada de reservas ecológicas y la naturaleza se impone con todo su esplendor. Ahí me reencontré conmigo misma y con la vida, en la naturaleza consigo sentirlo a Dios ( o como quieran llamarlo ) y todo vuelve a tener un sentido en el medio del absurdo. Despues de una semana nos tomamos un omnibus hacia un pueblo llamado Chui o Chuy, dependiendo de que lado estés ya que este pueblo está situado entre Brasil y Uruguay. La frontera es una avenida y al atravesarla las calles se transforman en ruas. Me parecía estar dentro de un cuento de García Marquez, era algo increíblemente surrealista para mí. No había frontera, los uruguayos y brasileños conviven, se casan, se divorcian, cenan, almuerzan y juegan entre los dos países, en el país del medio camino.

Mi amiga Lucía es una brasileña que vive en Argentina desde hace más de veinte años, nos hemos conocido en Recife cuando yo todavía viajaba de mochila y no sabía que ese iba a ser mi lugar. Ella se casó con un argentino y se fue a vivir a Buenos Aires donde nos reencontrabamos cada vez que una u otra viajaba a visitar a su familia. Hoy en dia nos consideramos parte de una misma familia. Es por eso que ella pudo acompañarme en la situación que yo estaba, más aún, le entendía todo y nos reiamos a las carcajadas hablando en un portuñol silencioso. En el Chui nos hemos sentido en nuestro elemento. Cuando pediamos una información nos contestaban en español y de repente continuaban hablando en portugués, al igual que nosotras, y yo no lo podía creer. Pero bueno, yo necesitaba ir a la policía a sellar mi pasaporte y estar segura que mi radicación continuaría en pie. Todavía iba a pasar un año sin poder ir a Recife ( espero hacerlo en septiembre) y ese lugar era el más próximo para poner los pies encima de Brasil. Así que le pregunté a la gente donde estaba la frontera y me mostraban una avenida que todos cruzaban como si fuese todo parte de un mismo lugar. Era la primera vez en mi vida que pedía ir a la policía… “¿donde está la policía?”… y así supe que había que salir del pueblo e ir hasta la ruta, en pocas palabras la policía estaba al borde de una ruta en el medio de la nada. Me sentía en Macondo y todo era surrealmente fascinante. Nosotras no teníamos coche así que buscamos un taxista brasileño y le preguntamos cuanto nos cobraba para llevarnos a la frontera, esperarnos mientras hacíamos los tramites y volver. Nos dijo tanto y nos subimos. Yo sentía que estaba volviendo a casa a pesar de estar en un lugar completamente desierto y mi corazón vibraba de felicidad. Nos encontramos con una pequeña oficina al borde de la ruta, era domingo y dentro estaban dos policías durmiendo en sus asientos embriagados por el calor. Ahí tuve que explicarle al oficial, sin escuchar mi voz, que necesitaba un sello de entrada y otro de salida porque mi casa estaba en Recife pero mi hija estaba en Buenos Aires mientras él me miraba como si yo fuese un espejismo o un sueño extraño. Se levantó y me dió un papel para que escriba mis datos donde puso un bello sello de ENTRADA. Pero no había nada fuera de la oficina, sólo habia una ruta y un taxista esperandonos así que le volví a hablar diciendole que ahora necesitaba el sello de salida ya que mi visita a Brasil terminaba ahí. No podía creer con la facilidad que el policía aceptó esa situación, me dió otro papel para que vuelva a escribir mis datos y luego sacó otro bello sello de SALIDA. Me saludó y dijo que podía volver dentro de dos años. Yo quería besarlo y abrazarlo de felicidad pero solo le dije “muito obrigada, daquí a dois anos eu volto” y lo dejé mientras se recostaba nuevamente en el asiento. Nos subimos al taxi y mi corazón vibraba de felicidad, Brasil seguía siendo mío.

Almorzamos en Uruguay y hablamos por teléfono con los parientes de Lucia en Brasil, ya que del otro lado de la avenida la llamada era local y no más internacional. Fuimos a comprar los boletos del ómnibus en Uruguay y despues nos fuimos a tomar un café en Brasil. Fue una aventura maravillosa. A la tardecita nos tomamos el ómnibus de regreso a Punta del Este y al otro dia otro ómnibus hacia Buenos Aires desde un silencio infinito e irreal. El cariño de Lucia fue más fuerte que este último y estuve todo el tiempo conectada con la vida… Gracias Lu.

En Buenos Aires conseguí todos los papeles para poder importar y hacer el implante sin saber que eso iba a cambiarme la vida de tal manera.
Fueron meses de burocracias, miedo y ansiedad. Me volqué en el mundo de la matrix, en la internet, donde no necesitaba escuchar para comunicarme y allí conocí gente fantástica. Un dia recibí un mail de un hombre llamado Germán preguntandome si yo era la niña que él había conocido en su infancia, y lo era. Nos reencontramos y desde entonces estamos juntos. Germán me acompañó en todo el proceso del implante, estuvo a mi lado antes, durante y despues de la cirugía brindandome todo su cariño. La vida es muy sorprendente y como dicen por ahí ” Dios aprieta pero no ahoga”…¡¡¡menos mal!!!.

Mañana nos vamos a la quinta y espero escuchar los pajaritos todos los dias. No me voy a conectar en la net durante quince dias  y es por eso les mando un beso grande a todos.

Hasta la vuelta!

Read Full Post »

Calibración

opus-y-control-remoto

la semana pasada tuve otra sesión con la fonoaudiologa y me cambió el “mapa” de la calibración.  Subió el volumen a los electrodos agudos y bajó los graves, buscando un sonido más natural. El sonido no es natural, es muy diferente de lo que escucha un oído humano pero tenemos una capacidad sorprendente para adaptarnos y acostumbrarnos a todo. Los seres humanos tenemos una gran fuerza de sobrevivencia,  eso ha sido ( y es ) demostrado  a lo largo de la historia. Es muy difícil decir como se escucha, me imagino tener que explicar como es el rojo, no hay como. De todos modos voy a intentarlo. Algunos dicen que el sonido es metálico pero eso yo lo sentía con los audifonos, con el implante siento  sonidos eléctricos y tiene sentido ya que escucho a través de electrodos.  Al principio era muy raro y algo desagradable y tenía miedo de que así fuese siempre. Los relatos de otros implantados me ayudaron a tener paciencia y esperar ya que todos sienten algo parecido al principio y despues están muy contentos, y yo estoy cada dia más contenta.

 

La fonoaudiologa me explicó que al início calibró el procesador de voz  con los  graves altos para que yo sienta con fuerza la presencia de los sonidos, y así fue. Cuando bajó los graves sentí escuchar con menos intensidad y no me gustó pero como todo es una cuestión de adaptación y puedo cambiar el “mapa” cuantas veces quiera, decidí esperar y probar esta nueva forma a lo largo de los días y situaciones. Ahora estoy escuchando mejor. Cuando los graves eran más fuertes yo escuchaba con eco y ahora escucho con más claridad. Conseguí hablar por teléfono con mi madre y con una amiga, las tres nos emocionamos. ¡¡¡Tambien escuché los pajaritos!!!! La semana pasada fui a una piscina rodeada de naturaleza, nosotros estabamos recostados abajo de unos árboles y ahí empezó la cacofonía. Escuché unos chillidos ya que esos pajaritos no cantaban, gritaban, y me impresionó distinguirlos con tanta claridad. No era un sonido muy agradable que le digamos, me daba la sensación de que los pajaritos estaban en algún comité discutiendo a los gritos. Pregunté si los escuchaban, si no les molestaba y me dijeron que ya estaban acostumbrados, que no les prestaban más atención pero yo los escuché con mucha fuerza durante todo el día. Me resultó magnífico participar de esa tremenda discusión sin fin. Estos pajaritos eran hiperactivos y tenían unas cuerdas vocales impresionantes, no pararon de gritar en todo el día. Ayer fui a otra quinta y tuve una experiencia más armoniosa con los pajaritos. Estos últimos cantaban y su sonido era en – cantador. Parecían pequeñas campanas vibrando. Fue un deleite. Tambien probé el FM que me regalaron y escuché la música por primera vez en 15 años!!!! Mi hija  grabó unas sambas y unas músicas del nordeste brasileño en el MP3  que se llaman “forró”. Tienen mucho ritmo y mi cuerpo empezó a moverse involuntariamente a la par de los instrumentos.  A través de las canciones pude distinguir algunas palabras sueltas, todavía me falta pero es  impresionante todo lo que ya he avanzado.  Esto lo vivo como un milagro y me siento muy feliz.

 

 

opus-y-bateriaAhora soy una mujer bioníca, no tengo duda de ello, y estoy aprendiendo rápidamente a vivir de este modo. El aparato externo gasta muchas pilas, tres pilas cada tres dias y ya tengo un frasco lleno de ellas para tirar,  pero a la basura no las voy a tirar, no quiero contribuir en esa magnitud a la destrucción del planeta, las llevaré a un lugar especial. Pero bueno, todas estas pilas son un presupuesto, tengo que comprar y comprar pilas todo el tiempo  así que ahora estoy usando las baterías recargables que sólo duran diez horas, pero al tener tres puedo usar una mientras cargo las otras.  Me estoy organizando y ya manipulo los accesorios con más facilidad. Lo único que puedo decir es que vale la pena.

 

quinta

 

 El viernes me voy a una quinta durante quince dias y espero escuchar miles de pajaritos discutiendo, conversando y sobre todo cantando.  Mi próxima calibración será en abril y me he sentido insegura al saber que iba a estar lejos de las fonoaudiologas durante tanto tiempo. Ya estoy aprendiendo a volar  sola con mis nuevas alas biónicas…como los pajaritos.

 

Les mando un beso ruidoso a todos los que pasan por aquí…..muackkkkkkkkkkkkkkkisssssss

Read Full Post »

mandala-mapuche1

Un dia me llamó un amigo pidiendo aires nuevos en la decoración de su restaurante  ya que estaba perdiendo varios clientes despues de la nueva ley que prohibía fumar dentro de todos los lugares cerrados. Esta ley apunta incentivar a la gente para dejar de fumar como tambien proteger a los no-fumadores del humo. Pero los que perdieron con esta nueva medida fueron los pequeños comerciantes  ya que los grandes restaurantes tenían derecho a colocar una sección para fumadores. Mi amigo tenía un pequeño restaurante en la zona de oficinas y sus clientes venían a almorzar o a tomar café en las horas de descanso. La comida era realmente muy rica pero es notable ver el poder que la nicotina tiene  ya que la gente prefería quedarse en la calle helandose la nariz y sin comer a dejar de fumar. Esto me hace pensar mucho en mí.

En fin, volviendo al restaurante y a mi eterna búsqueda de trabajo, fui a tomar un café con él. Quería que hiciese una pintura sobre el vidrio de la ventana que daba a la calle, una gran ventana en forma de vidriera. Yo nunca había pintado en vidrio pero no me importaba ya que aprendí todas las técnicas que domino hoy en dia así, arriesgando. Acepté la propuesta enseguida. Investigué el lugar, su decoración, su nombre y el perfil de mi amigo. Era algo peculiar, el nombre del lugar era extraño y no lo recuerdo pero lo que sí recuerdo que significaba “monje budista”. Por dentro, la decoración no tenía nada que ver con un monje budista, estaba lleno de troncos colgados en la pared traídos en uno de sus viajes a la patagonia y regado de objetos indígenas de esa región en la barra y en los estantes. Pensé en como inventar un símbolo que reuniese al budismo con la patagonia y así surgió la idea de hacer un mandala con signos y símbolos indígenas.

En la patagonia viven los indios mapuches y es de allí que heredamos el famoso “che” que usamos los argentinos. Mapuche quiere decir “gente de la tierra” ya que “che” significa “persona” y mapu “tierra o naturaleza”. Tienen una creencia espiritual muy amplia basada en la naturaleza, nuestra madre tierra. El símbolo espiritual de los mapuches es una cruz diseñada dentro de un círculo. Las cuatro demarcaciones que resultan de los brazos mismos de la cruz, son los puntos cardinales que representan el sol en los cuatro tiempos del año o estaciones. Según esta disposición espacial y temporal del cuaternario de la cruz, a cada esquina del mundo o punto cardinal se le asigna un elemento: el aire en el norte, el agua en el oeste, el fuego en el oriente y la tierra en el sur. El pequeño círculo central representa la unidad o primera semilla de la manifestación. La cruz está dentro de un círculo ya que éste es el símbolo del infinito, sin principio ni fin, lo que es eternamente igual a sí mismo. Por tal el infinito es todo y el todo es único y lo infinito es Uno. Este concepto forma parte de la tradición simbólica universal.

mapuche1

Mandala quiere decir en sanscrito “círculo” y echa raíces en las religiones. El mandala del Tibet representa el cosmos a través de un calidoscopio con dibujos geometricos y colores resplandecientes, nos revela un mundo con múltiples sentidos expandiendose a partir de un punto circular y central. La forma básica del mandala es el cuadro representando las paredes del palacio con sus cuatro puertas que corresponden a los cuatro puntos cardinales del compás. En el centro se representa la figura sagrada

g_mandala

A pesar de que el mandala y la cruz mapuche no hayan tenido ningún contacto varios puntos los une. Los dos representan la divinidad y las manifestaciones del cosmos en el tiempo y en el espacio en forma circular cortado por los puntos cardinales. Para los mapuches la tierra es el cosmos y para los budistas el cosmos se manifiesta en el mundo de los sentidos. Los dos tienen un sentido dual de la divinidad, para los budistas es el ying y el yang y para los mapuches “Fucha Chachai”, el esposo padre y “Ñuque papai”, la esposa madre.

aerografo1

En la patagonia existen cavernas donde se encuentran pinturas que datan de la prehistoria, montones de manos dispersas a través de las rocas en forma de mural. Estos pintores han sido los primeros en usar la técnica del aerografo apoyando sus manos contra la pared y soplando la pintura a través de un tubito. Aquí vemos otro punto interesante que acerca mi mandala patagónico a la cultura budista ya que los primeros mandalas, desde su origen, eran elaborados como pinturas murales.

cueva-de-las-manos1

Es así que pinté y sinteticé los símbolos de la cultura indígena y mapuche de la patagonia en forma de mandala. El círculo de éste representa la divinidad a través de la cruz mapuche, los dibujos geométricos representan signos indígenas y las manos pintadas en las cavernas revelan la manifestación de los sentidos en la  pintura naturalista de la patagonia desde su origen, en forma de mural como eran representados los mandalas en sus origenes tambien.

Mi amigo había vendido su restaurante cuando le fui a mostrar el boceto. Me fui con un “muchas gracias” y sin un centavo en el bolsillo pero yo tenía un mandala patagónico en mis manos y decidí que un dia haría un cuadro de él.

El mes pasado, cuando volví al taller de pintura le dije a Marcela que quería aprender a usar el yeso y los pigmentos con el fin de pintar el mandala. Fue una experiencia muy enriquecedora y todavía tengo mucho que aprender de ella.

Read Full Post »