Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 marzo 2009

Dejar de fumar

no-fumar4

Como ya muchos saben soy una fumadora empedernida y estoy dejando de fumar desde el año 2000. Ya estuve sin fumar durante siete meses en dos ocasiones, como también lo estuve durante cinco meses, dos meses, tres meses, un mes, una semana,  dos días, horas, minutos añorando ese último cigarrillo y sufriendo con la idea del “nunca más”. Así que me declaro una adicta al tabaco y tengo plena conciencia de que se trata de una enfermedad. Todas las veces que fumé ese “único” o “último” cigarrillo reinicié una cadena sin fin. No hay caso, como dice mi compi Josses, “uno es demasiado, mil no bastan”.

 

La primera vez que dejé de fumar lo hice “a pelo”, o sea sin ayudas externas, ni internas y fue atroz. Yo sabía que el cigarrillo me estaba haciendo mal ya que fumaba dos paquetes por día y a veces, cuando pintaba, encendía uno mientras se estaba consumiendo otro en el cenicero. Me daba cuenta que algo andaba mal pero no podía dejarlo y creía que nunca iba a poder hacerlo pero no sé que pasó y una mañana me desperté diciendo no fumo más. Debe haber sido difícil para las personas que estaban cerca de mí en aquel entonces porque me transformé en un volcán en plena ebullición y pude ver la fuerza que esta droga llamada nicotina tenía en mí. La ansiedad era extrema.Conseguí estar siete meses sin fumar, ni sé como ya que la pasaba muy mal, no podía pensar en otra cosa que no fuese en el tabaco. Para calmarme me decía a mi misma de “aguantar” siete meses, creyendo que a los siete meses ya me habría olvidado de este falso compañero para siempre. Error, a los siete meses me fumé ese famoso cigarrillo de recompensa por haber “aguantado” tanto y luego vinieron otros miles y miles de cigarrillos más. Eso demuestra lo poderosa que es la mente, yo le había dicho siete meses y a los siete meses mi subconsciente cumplió la orden. Me costó dos años volver a dejarlo, todos los días me decía “mañana lo dejo” sin resultado. Yo estaba pasando por un momento difícil y el stress sumado al cigarrillo me regalaron una pangastritis crónica y una insuficiencia respiratoria. No podía fumar pero mismo así seguía deseándolo. La neumóloga me pasó un remedio llamado “Odranal” (bupodrión) que calma el síndrome de abstinencia y mi tía me regaló el libro de Allen Carr, que explica la trampa del tabaco, y así pude volver a dejar el “pucho” por otros siete meses. Cuando recuperé mi salud un bichito escondido dentro de mi cerebro me dijo “uno solo, quiero uno solo” y así volví a la esclavitud por algunos meses pero lo seguí intentando, dejándolo y recayendo una y otra vez. Yo quería dejar de fumar sin querer. Como decía el Chavo “lo hice sin querer queriéndo”.  No conseguí dejarlo pero adquirí una cierta experiencia con el tema, me di cuenta que se puede vivir sin fumar y por sobre todo, que se está mucho mejor sin fumar. Finalmente me diagnosticaron EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) de leve a moderada. Yo nunca había oído hablar de esa enfermedad así que le pregunté a la médica si eso era cáncer y al responderme que no me quedé tranquila, bueno, medio tranquila ya que no fumaba más tranquila desde hacía mucho tiempo ya. Pero después supe que esta enfermedad es muy peligrosa y mortal lo que me asustó muchísimo, me asustó tanto que volví a fumar. Visto de fuera suena muy estúpido que haya vuelto a fumar pero para un adicto no existe el sentido común y yo necesitaba de mi compañero para enfrentar esa noticia. En ese entonces me había entrado agua en el oído y estaba completamente sorda lo que empeoraba las cosas para mi ánimo. Quería ir a un grupo de autoayuda pero como no podía escuchar decidí buscarlo por la internet y es así que conocí un foro de ex-fumantes fenomenal. De todos modos el famoso “uno solo” continuó rondando por mi cabeza y de tanto en tanto tenía recaídas. Entré en un círculo vicioso, ya que en ese entonces me volvía a levantar fácilmente gracias a los ánimos de la gente, pero no podía mantenerme en la abstinencia por mucho tiempo haciendo que fume y deje de fumar en una rueda sin fin. Finalmente me harté, largué la chancleta y volví a fumar durante nueve meses consecutivos. Llegué a la conclusión de que no podía vivir sin fumar y perdí la motivación. No pude dejar de fumar con la ayuda del foro pero conocí varias personas allí, con algunas mantengo contacto hasta el día de hoy, conociendo a unos pocos personalmente. A decir verdad nadie te puede ayudar si no estás convencido de lo que querés. Mientras tanto yo seguí leyendo los testimonios de los otros y fui aprendiendo a través sus logros y fracasos. Me dí cuenta que dejar de fumar es un proceso y que cada uno tiene su tiempo. Algunos lo logran más rápido que otros pero la cuestión es intentarlo hasta conseguirlo.

 

En el foro muchos consiguen dejar de fumar con un remedio llamado “champix” que logra apaciguar de una manera extraordinaria el síndrome de abstinencia, al que le tengo pavor. Así que fui a ver un neumólogo y le pedí la receta del susodicho remedio. Empecé a tomarlo sin mucha convicción pero con la idea de que tendría que conseguirlo, sea como sea y no sabía como sería. El tratamiento consiste en fumar y tomar las pastillas durante la primera semana y a la segunda semana dejar de fumar y seguir tomando el remedio durante unos meses más. A los tres días ya no sentía ganas de fumar pero seguía fumando porque mi mente continuaba queriéndolo. Ya había pasado una semana y debía dejarlo pero la noche antes del día D fumé unos cuantos cigarrillos pensando que no iba a lograrlo. A la mañana siguiente me desperté con un enorme dolor de cabeza y sin cigarrillos en casa, mi madrina Magui me mandó un mensajito en mi móvil para animarme y mi madris Nieves me mandó un mensaje por el messenger  con más ánimos, a lo que dije, “hoy no voy a fumar” y no fumé y tampoco fumé al otro día, ni al otro y hoy hace una semana que no fumo.

Es la primera vez que mi mente piensa en “no quiero volver a fumar nunca más” y eso es un cambio muy importante en esta aventura de liberación. Por momentos siento un vacío y por otros ansiedad pero no deseo fumar, es más quiero librarme de esto para siempre. Me parece que este remedio es sensacional y no puedo desaprovechar esta ocasión ya que es muy pero muy caro.

 

Que decir, me siento feliz, mi autoestima subió considerablemente y quiero agradecer a todos los compis que me acompañaron y acompañan en este proceso y decirles

 HOY NO FUMO.

Read Full Post »

 

sumldog-millionaire

 

Las únicas veces que voy al cine es cuando mi madre me invita. Es un programa especial para mí ya que no lo hacemos seguido pero siempre que lo hacemos lo disfruto mucho. Yo vivo en otro mundo y no estoy informada de cuales son las películas que están pasando. Me gusta mucho el cine pero no me gusta ver cualquier cosa, que es lo que más hay pero como confío en el gusto de mi madre me dejo llevar por ella y entro en la sala sin saber lo que voy a ver. Ayer vimos una película que me impactó llamada “Slumdog Millonaire”. Sí, sí, ganó el oscar y no es para menos. Es dura, ruda, triste, humana, bella y llena de arte donde se rescata el amor en el medio de una miseria monstruosa. Una miseria monstruosa realmente y lo peor de todo que esa miseria existe, es real, palpable y grande, no sólo en India, como en muchos otros lugares del planeta. En Brasil he convivido con ella y es igual sólo que está en otro contexto, con otras ropas y con otros ritos, pero la miseria siempre es la misma. Lo que me llamó la atención de las ciudades en la India es la densidad demográfica. La cámara muestra a vuelo de avión los millones de techos pegados los unos a los otros donde vive, o mejor dicho, sobrevive una masa enorme de gente en condiciones extremas de carencia. Es brutal y me pregunto que es nuestra humanidad y sufro de que sea así. Yo soy un ser humano como cualquier otro y las atrocidades que viven algunos miles tambien las podría vivir yo ya que estamos hechos del mismo barro. Cuando veo esto y recuerdo que la Biblia dice que hemos sido hechos a la semejanza de Dios me pregunto como es este Dios ya que muchas veces el hombre es un predador que no conoce la piedad ni la compasión. Podríamos hablar de política pero yo creo que la humanidad siempre ha sido así, que todas las civilizaciones han sido erigidas encima del sufrimiento y del abuso de muchos. Las piramides son bellísimas pero me pregunto cuantos esclavos han debido existir y sufrir para que nosotros las veamos, al igual que tantas otras maravillas y obras de arte que forman parte de nuestro “patrimonio cultural humano”.

 
Cuando llegué a Brasil yo era una mochilera, ya venía dando vueltas desde hacía cuatro años, había estado en Europa trabajando en fábricas, cosechas de frutas, haciendo artesanías, cuidando niños y vendiendo acuarelas en miniatura pero en Brasil la cosa era diferente y hoy en dia puedo considerarme una sobreviviente. Yo tenía 25 años y era muy ingenua como para no saber los riesgos que corría al andar a la aventura por esas tierras donde todos se aventuran en la sobrevivencia del día a día.Yo creía que en Brasil todos eran felices, no se podía no ser feliz con una naturaleza tan generosa, un verano eterno, cocoteros, mar turquesa, arena blanca, en fin, no se podía no ser feliz en aquel paraíso terrenal. Todo eso existe pero tambien existe la miseria que te desencaja el corazón. De todos modos no pude dejar de amar ese lugar y esa gente ya que me enseñaron algo que ninguna escuela me enseñó, me enseñaron a ser humana. En los lugares donde más carencias había eran los lugares donde más hospitalidad recibí. Me ofrecían hasta lo que no tenían y siempre había lugar para compartir un plato de comida o un lecho y lo más increíble de todo siempre había un lugar para sonreir y un motivo para celebrar. Es la tierra del “tudo bem”. “Se cae el techo, me echaron del trabajo, no hay agua, mi padre está enfermo….más tudo bem, está tudo bem…tudo vai dar certo”. Qué puedo decir, para mí es una lección. Vivimos en un mundo lleno de necesidades innecesarias donde la gente se siente sola e infeliz habiendose olvidado que se está acá para compartir. La soledad ha sido el precio de tanto bienestar y a veces me pregunto si vale la pena, si vale la pena vivir así sabiendo que la otra mitad de la humanidad se muere de hambre. Hay miles de mundos en este mundo pero el sol sale para todos puntualmente.

 

¿Como podemos encontrar un sentido en el medio de este absurdo? Yo sólo puedo encontrarlo en el amor, no veo otra manera. Ese mensaje ha sobrevivido a todas las épocas y a todas las civilizaciones bajo diferentes formas pero siempre con la misma esencia. Quiero aprender de las personas que viven en el amor, que comparten y que dan ya que ellas tienen la llave de la felicidad.

 

 

Read Full Post »

mafalda21

 

 

 

mp3 El implante coclear tiene un dispositivo para conectar un mp3 al procesador de voz . Lo empecé a usar hace uno diez días atrás y poco a poco voy redescubriendo las músicas ya conocidas en mi pasado. Estoy estimulando mi nervio para que decodifique a través de los electrodos notas musicales al igual que la voz cantada, y lo estoy logrando. Mi hija grabó unas músicas a mi mp3 y así empezó una nueva aventura en mi vida biónica. Estoy escuchando cada vez mejor y ya consigo distinguir algunas palabras cantadas. Tengo una carpeta en mi “aparatito” con músicas de Chico Buarque y otras de Chico Science, los dos brasileños (como mi hija), que escucho una y otra vez. Es mágico.

 

 

 

chico El ritmo de Chico Science estimula mis electrodos con una fuerza frenética y me inyecta una dosis de energía fabulosa. Es por eso que quiero hacer un homenaje a este hombre que infelizmente murió prematuramente a los treinta años en un accidente de coche en el año 1997. Chico revolucionó la música pernambucana creando el movimiento manguebeat donde mezcla  músicas regionales con rock, hip hop y música electrónica.

 

 

 

 

 recife-antigo Recife está rodeada de ríos y manguezais (terrenos pantanosos sobre lagunas y ríos con confluyen al mar). El mangue es el ecosistema biológicamente más rico del planeta donde se encuentra una fauna inmensa, siendo el cangrejo protagonista. Es así que Chico Science se proclamó “hombre cangrejo” creando una identidad a la nueva generación de Recife, una ciudad donde la miseria y los problemas sociales son inmensos, provocando una contaminación importante en los “manguezais” y colocando en peligro un ecosistema indispensable para la sobrevivencia de todos. A través de su música rescata y muestra al mundo una realidad ignorada.

 

 

  461941698_4b1f5ac3f2_o

 

 

nazare Chico Science participaba de grupos de hip hop en los ínicios de los años 80. Al final de la década integró algunas bandas de música inspiradas en la música soul, funk y hip hop. En el año 1991 entró en contacto con el bloco afro” Lamento negro” y “Peixinhos” del suburbio de Olinda, donde quedó impresionado con la fuerza de la percusión de estos. Es así que empieza a fusionar los ritmos nordestinos, principalmente el maracatú – una manifestación de cultura afro-brasileña muy compleja, rica y con un fuerte origen místico – con otros ritmos modernos.

 

 Al haber muerto tan prematuramente solo encontré un video donde se lo ve cantando, no sé realmente si se escucha bien ya que me falta bastante todavía  para lograr percibir tantos instrumentos juntos con claridad.  Distingo la voz de Chico Buarque pero no entiendo lo que dice Chico Science  aunque su ritmo me haga vibrar y transportar a un tierra que he adoptado con mi corazón.

 

En este otro video Chico nos habla de su música, de las mezclas que conforman su tierra, de como creció su ciudad encima de los manguezais a cuestas de grandes desigualdades sociales pero con un folclore muy rico, donde se destaca el maracatú. Está en portugués pero si tienen paciencia pueden ver trechos donde se escuchan estos ritmos mezclados con mucha percusión… Detalle: lo escuché hablando, no todo, pero unas cuantas frases :).. ¡Grande Chico!

 

Read Full Post »

monos-ciego-sordo-mudo

 
Desde que me hice el implante estoy buscando conocer gente que pasa por lo mismo que yo para compartir experiencias, consejos, alegrías y dudas. Es así que conocí un foro donde se encuentra una comunidad de sordos muy vasta. Allí he leído un post sobre el implante coclear y descubrí que hay una polémica muy grande con el tema. Hay gente que está contra el implante y las discusiones son bastante importantes. Tanto así que no me animé a presentarme todavía.
 
Hay una división entre los sordos gestuales y los sordos orales. También están los bilingües, los que usan audifonos o tienen un implante. Despues de leer sobre el tema muchas dudas me han asaltado aunque no me arrepienta en lo absoluto en haberme hecho este implante. Es cierto que yo no nací sorda y eso me dió la posiblidad de aprender a hablar y de ir a un colegio normal. A los 14 años ya no escuchaba de un oído pero eso no me molestaba en lo absoluto, al contrario, aprovechaba las ventajas como el de poner el oído oyente encima de la almohada para no oir el tic tac del reloj. Mis padres decidieron operarme para cambiar el estribo (un huesito del oído medio que vibra con los sonidos) atrofiado debido a la otosclerosis por otro artificial, lo que me dió la posibilidad de escuchar con ese oído por algunos años más.Yo no quería operarme, me sentía bien así pero al ser yo menor tuve que hacer lo que mis padres querían. A los quince días de la operación, cuando me sacaron la venda que tapaba mi oído, se le cayó una pinza a la enfermera y yo sentí mi cerebro explotar con tanto ruído. Escuchaba demasiado y me molestaba. Salí a la calle y los sonidos eran tan fuertes y agresivos. Las bocinas, los frenazos, los montones de coches circulando, miles de voces entremezcladas, los ruidos de los pasos… en fin, estuve una semana encerrada en mi casa sin querer salir. Despues me acostumbré y seguí mi vida como siempre ya que no recuerdo haber vivido un cambio importante por causa de esa operación. Seguramente que lo fue pero yo no lo registré.

 

Con el tiempo volví a perder la audición de ese oído y empecé a perderla en el otro tambien. Hubo una segunda operación cuando tenía 22 años pero fracasó y perdí por completo la audición en ese oído. Mis padres me compraron un aparato auditivo para usarlo en el otro, con el cual escuchaba un 70% pero lo rechacé inmediatamente. Parecía estar oyendo desde una radio desafinada y los ruidos me molestaban y me irritaban. No lo cuidé y lo rompí. Poco a poco el silencio empezó a invadir mi vida pero yo no quería aceptarlo. Colocaba la palma de la mano en la oreja cuando me hablaban pero cada vez se me hacía más difícil escuchar. Creía que la gente se reía de mí y me fui aislando. Al yo no decir que escuchaba mal los otros no podían ayudarme y varias veces pensaban que era antipática porque no respondía a lo que me decían o que era loca por responder totalmente otra cosa a lo que me preguntaban. Me hice mochilera y empecé a andar por el mundo durmiendo en la calle, en las estaciones de tren, en casas abandonadas y compartiendo una fuga sin destino con otros viajantes eternos como yo. Ahí  me sentía en mi mundo ya que hablabamos distintos idiomas y varios se encontraban en la misma situación que yo al no entender lo que el otro decía, por otro motivo, claro.

 

Cuando estuve en Holanda, trabajando en una fábrica de flores y viviendo en un camping lleno de británicos tuve una experiencia que me hizo pensar en mi actitud frente a la vida. Yo había hecho amistad con un irlandés, solitario como yo, y a veces me invitaba a tomar unas cervezas con sus amigos. Todos hablaban en inglés y luego de unos tragos ya no me concentraba de la misma forma e interpretaba sus risas y chistes como ofensas hacia mí. Es así que una noche este “amigo” me preguntó porque yo lo estaba agrediendo y le respondí mal al creer que habían dicho algo hacia mí cuando en realidad estaban hablando de otra cosa. Me dijo que ahora sabía lo que yo pensaba de él y salí de allí triste y confundida. Al otro día le pregunté a una colega holandesa de que trataba la conversación de la noche anterior y ahí supe que era algo completamente diferente a lo que yo había entendido. Le fui a pedir disculpas al irlandés que salió corriendo como si hubiese visto al diablo frente a mi presencia. Pensé  mucho en mis reacciones y llegué a la conclusión de que dependía de mí el estar bien o no con la vida y que dependía de mí ver las cosas de una manera positiva o negativa. Tambien me dí cuenta que yo no era tan importante como para que todos se estén riendo de mí y que si no entendía lo que se decía no era grave, que lo relevante era sentirme bien. Busqué oír y confiar en mi intuición para escuchar la energía de la gente, acepté que me estaba quedando sorda y que al aceptarlo todo sería más fácil para mí. Así fue.

 

Compré un aparato auditivo cuando me quedé embarazada ya que quería escuchar la voz de mi hija y gracias a ella volví a integrarme con el mundo. A partir de ahí mi vida dió un giro y al aceptar mi limitación pude ayudar a la gente a que me ayude a estar comunicada con ellos (valga la redundancia). Con los años fui perdiendo toda la audición que me quedaba del otro oído y los aparatos fueron muy importantes para continuar comunicada durante ese proceso. Viví todos esos años feliz, no recuerdo el haber sufrido por el hecho de escuchar mal, ni me sentí aislada y mucho menos rechazada. En el año 1995 dejé de escuchar la música y eso fue lo que más me dolió pero no morí por ello, al contrario, busqué la música en los colores, en las vibraciones y en los movimientos de los otros. Tanto es así que nunca dejé de bailar ni de disfrutarlo. Me acuerdo de los carnavales en Olinda, bailando con mis amigos durante horas, mismo cuando la música paraba, a lo que me decían ” Olivia, acabou a música”, a lo que les respondía ” Que me importa, si no la escucho!”. Nos reiamos por ello, como tambien me reía de anécdotas absurdas por los malos entendidos que a veces vivía. Llevé esta perdida con humor en vez de amargura ya que el humor es un remedio poderoso. Sin humor la vida sería insoportable.

 

Ahora llegó el implante y con ello una alegría inmensa al escuchar músicas, voces de seres queridos y montones de sonidos cotidianos que había olvidado. Me sorprendió la idea de que hay gente que piense que el querer usar un implante es querer negar su condición de sordo. Pues no, soy sorda y nunca seré una oyente. El silencio forma parte de mi vida y por momentos me gusta entrar en él pero no veo nada de malo en usar un aparato para que me ayude a escuchar sonidos e integrarme más fácilmente en una sociedad donde los oyentes son y siempre serán mayoría.

 

Yo no conozco el idioma gestual porque siempre conviví con oyentes, menos mi padre que usaba un aparato y ni los labios sabía leer pero tenía una intuición asombrosa y sabía todo lo que pasaba a través de su observación. Nunca se equivocaba y veía lo que las palabras no decían ya que la palabra miente pero el cuerpo no. Él fue mi maestro. Bueno, con el tiempo aprendí a leer los labios ya que el habla formaba parte de mi vida. Debe ser muy diferente nacer sordo y al no escuchar tu propia voz es muy difícil aprender a hablar correctamente. El idioma gestual para estos casos es una gran ayuda pero como vivimos en un mundo donde la mayoría es oyente creo que es importante aprender tanto el idioma de las señas como la lectura labial, dos herramientas de comunicación para quién no puede escuchar.

 

Una de las cosas que dicen en el foro sobre el implante es que no deben hacérselo a los niños y dejarles decidir si lo quieren hacer cuando tengan uso de razón. Ese tema es realmente complicado, mucho más para los padres porque cuando llegue el momento de que el niño pueda decidir por su propia cuenta si quiere o no quiere escuchar ya habrá perdido la posibilidad de desarrollar el habla, con todo lo que eso conlleva. De todos modos conozco algunas personas que han nacido sordas y han aprendido a hablar con fonaudiólogos a través de vibraciones al igual que leer los labios, desarrollando así plenamente su lenguaje. Pero eso es para pocos porque para ello se requiere de recursos, mucho esfuerzo y mucha paciencia.

 

¿Que haría yo si tuviese un niño sordo profundo de nacimiento? ¿Lo sometería a esta cirugía desde bebé o no? No lo sé pero lo que sí sé es que admiro a los padres que lo hacen. Deben sentir mucha angustia, miedos y dudas al respecto. Ellos buscan lo mejor para sus hijos y la responsabilidad a la cúal se enfrentan es enorme ya que la cirugía es muy delicada. Despues de eso viene una reeducación larga y llena de altos y bajos pero de todos los testimonios que leí los resultados positivos han sido bien mayores a los negativos.

 

Yo me siento aliviada y feliz con el implante, los sonidos me facilitan la vida y el escuchar la música nuevamente es un regalo sin igual. Es cierto que ahora dependo de un aparato costoso, que consume muchas pilas y requiere de cuidados importantes, por suerte existe una ley de amparo que cubre todos los gastos. Por lo que leí los implantados son discriminados por sus pares no operados y a veces también sufren la discriminación de los oyentes ya que este aparato impresiona estéticamente al que no lo conoce. Para las chicas es más fácil de llevarlo porque el pelo lo esconde, como es mi caso. Tengo que reconocer que me asusté la primera vez que ví el chip con todos sus accesorios ( una maleta) y a pesar de que la estética es mucho menos importante que el escuchar no dejaba de preocuparme el hecho de llevar tal aparejo en la cabeza. Y sí, soy coqueta a veces.

 

Con todo esto, creo que lo más importante es luchar contra la discriminación, sea la que sea y venga de donde venga. Tambien me he dado cuenta que la gente con algún tipo de discapacidad necesita luchar mucho todavía para hacerse valer el derecho de tener una vida digna ya que esos derechos a veces sólo existen en las leyes y no se ven en la vida del día a día. Quiero formar parte de esta lucha que no sólo es mi propia lucha como la lucha de muchos otros. Como dice Violeta Parra en la canción…

 

“Gracias a la vida que me ha dado tanto, me ha dado la risa y me ha dado el llanto, con ello distingo dicha de quebranto, los dos materiales que forman mi canto y el canto de ustedes que es mi propio canto, el canto de todos que es un mismo canto

 

Finalmente, ¿se debe hacer un implante coclear o no?

 

 

Que lindo bebé… ¡y que alegría!

 

¡¡¡Esta niña es tan expresiva !!! Es muy lindo ver como aprende a hablar

 

Este video es más completo y profesional, como dice mi amigo Joss, la información es poder

Read Full Post »

Mimo premio

panneau-dormir_copia

Bichita me ha mandado este mimo premio que consiste en  anotar ocho sueños que quieres que se hagan realidad. No soy muy buena para esto pero lo voy a intentar, es que algunos sueños sólo los veo en sueños ya que a veces soy un poco escéptica  con el futuro de la humanidad. En fin, últimamente no leo mucho las noticias del mundo porque no puedo hacer nada y me deprimo al ver como todo es tan confuso, injusto y absurdo. Por suerte existe gente que sigue luchando para que las cosas cambien, yo intento hacerlo desde mi propio micromundo. Así que buscaré sueños más íntimos (menos el primero) y por ende más realizables….. Que rollo  el mío!

1º Sueño que no haya más hambre en ningún lugar del mundo y que la humanidad aprenda a vivir en armonía con la naturaleza

2º Sueño con escuchar cada día más sonidos y nunca perder la alegría en haber recuperado la capacidad de oír.

3º Sueño con que mis hijas se sientan bien con la vida y nunca pierdan las ganas de buscar la felicidad.

4º Sueño en poder hacer alguna actividad que ayude a las personas con deficiencias auditivas o a los niños que están en la calle sin esperanzas en algún momento de mi vida.

5º Sueño con ser una persona mejor aprendiendo de mis errores todos los días de mi vida.

6º  Sueño en volver a Brasil y reencontrarme con mis amigos amados.

7º Sueño en dejar de fumar y olvidar este maldito vicio para siempre.

8º Sueño aprender a narrar y escribir un libro.

Ahora yo me toca dejar este mimo premio a ocho amigos….jejejeje…. a ver si me hacen caso…

rbk

Magui

Mar

Sun Melody

Labegue

Alhuerto

La Bruja Circe

Caricias

A Seda no le digo nada porque ya sé que estoy perdida si se lo pido… Y a los otros, vamos veeeeer…..

Y siguiendo con la onda música, que estoy redescubriendo gracias a mi implante aquí les dejo la canción de Maria Bethania “Sonho meu” (Sueño mío). El video es medio raro pero se escucha la voz de Maria Bethania y Gal Costa, dos cantantes maravillosas.

Sueño mío, sueño mío

Anda a buscar quién vive lejos sueño mío

Anda a mostrar esta saudade (nostalgía?)

Sueño mío

Com su libertad

Sueño mío

En mi cielo la estrella guía se perdió

La madrugada sólo me trae melancolía

Sueño mío

Siento el canto de la noche

En la boca del viento

Hacer la danza de las flores

En mi pensamiento

Trae la pureza de una samba

Sentido, marcado por las heridas del amor

Una samba que mueve al cuerpo de la gente

Y el viento vago embalando a la flor

Beijinhos cheios de sonhossssssssssss…..zzzzzzzzzzzzz

Read Full Post »

lluvia

Hoy llueve en Buenos Aires y el día está gris  pero yo lo estoy disfrutando más que nunca porque escucho las gotas caer. Caen en el piso de mi patio y en el techo  de mi vecina. Es música pura, un sonido que había olvidado desde hacía mucho tiempo ya. Mis electrodos bailan a cada pling como un regalo del cielo a mis oídos.  Es una música romántica y meláncolica, al igual que sus colores. La imagen completa el sonido y viceversa pero el poder escuchar la lluvia es algo maravilloso para mí en este momento. Me siento como una niña ya que los niños descubren todos los dias algo nuevo, la vida todavía los sorprende y eso los hace felices. Lo peor es  saberlo todo ya que al saberlo todo no tenemos más nada que  aprender y así perdemos el don del asombro. Esto me recuerda  a Socrates cuando decía  “Sólo sé que no sé nada” porque cuando no sabemos nada todo es aprendizaje y la vida se vuelve mágica. Es por eso que hoy me siento feliz porque las gotas de lluvia me asombran con sus cantos.

Ando retro con la música, intentando redescubrirla a través de las canciones escondidas en mi memoria.  Esta me hizo recordar la lluvia y mi llegada a Brasil en 1985. No la escucho toda, pero algo sí…

Llueve allí afuera y aquí hace tanto frío

Me dan ganas de saber

Adonde es que tú estás

Llamame por teléfono

Lamame, llamame, llamame

Ni siempre se ve

Lágrimas en lo oscuro

Ni siempre se ve

Lágrimas en lo oscuro

Donde estás?

Todo está gris sin tí

Está tan vacío

Y la noche queda sin porque

Adonde estás tú

Llamame por teléfono

Llamame, llamame, llamame

Read Full Post »

carnaval-olinda-tres2

Este ha sido mi tercer carnaval fuera de Olinda y al recordarlo una puntada de “saudades” invade mi corazón. En Buenos Aires el carnaval sólo existe en el calendario, la nostalgia porteña no registra esa fecha y como no miro en calendario seguido la fiesta pasó sin yo darme cuenta. Así que mientras mi nuevo oído biónico estaba descubriendo la increíble diversidad de ruídos que los martillos, taladros, sierras y demás nos ofrecen, a 5000 kms de distancia los tambores, trompetas, saxos, acordeones y otros tantos instrumentos más sonaban día y noche para espantar los malos espíritus que acecharon el año.

carnaval-olinda1 La fusión del carnaval, traído por los portugueses, con la música africana ha creado una fiesta explosiva y única. Olinda tiene el mejor carnaval de calle de todo Brasil. En Rio de Janeiro se vive esa fiesta a través de un espectáculo grandioso pero en Olinda la gente está en el palco, o sea en la calle, y hace su propio espectáculo. Es pura improvisación. Empieza una semana antes y termina dos o tres días después porque Olinda no quiere parar y desea que la felicidad no tenga fin.

carnaval-andrea-sandra-e-olivia En esos días los hombres se visten como mujeres, las burguesas como putas, los pobres bailan con los ricos, se regalan besos apasionados a extraños y los tambores embriagan el aire dejando al pueblo en un estado de transe sin igual. La ciudad vibra día y noche durante una semana entera. Esto me recuerda al libro “El perfume”, cuando Grenouille desparrama por su cuerpo “el aroma del amor” que tenía escondido en un frasquito, abandonando así al pueblo que lo iba a ejecutar en un frenesís afectivo de promiscuidad histérico. Todos hacían el amor con todos, las monjas con los mendigos, los obispos con las doncellas, las señoras con sus vasallos, en un estado de locura total. La diferencia está en que al otro día la gente de ese pueblo medieval escondían sus caras de vergüenza mientras que en Olinda todos sonríen con complicidad las historias vividas. Es la fiesta pagana por excelencia vivida con orgullo y majestuosidad. La alegría se declara por decreto y quién no se entrega a ella es despedido de ella por sí mismo.
carnaval-andrea-gene-e-olivia Olinda es una ciudad que quedó suspendida en el tiempo después de haber sido declarada “Patrimonio cultural de la humanidad”. Los casarones portugueses están pintados con colores ardientes y artistas de todo el mundo han llegado y se han quedado a vivir allí. Hay talleres de pintura, escultura, teatro, marionetas, artesanías y sobre todo hay música por doquier. La música forma parte del día a día de la ciudad mezclando el folclore con el rock, jazz, bossa nova, música virtuosa, etc y etc…

Salen montones de “blocos carnavalescos” a diferentes horas del día y de la noche. Un bloco carnavalesco es un conjunto de personas que desfilan de manera semi-organizada distinguiéndose por un grupo musical y un tipo de “fantasía” ( disfraz ) que los caracteriza pero cualquiera que esté en la calle puede acompañarlos igual. Los blocos de Olinda son manifestaciones populares típicas del carnaval de calle donde la improvisación y la desorganización se imponen. Un grupo de personas con disfraces  o con ropa común desfilan por las calles de la ciudad, cantando y bailando marchas carnavalescas. Algunos blocos satirizan la política nacional con carteles y estandartes, siempre con un tono de ironía y humor.

Lo que me gusta de ese carnaval es la calle, el estar dentro, el estar con, el dejar de ser un nombre con dirección. Es el dejar de parecer para volver a ser.

entrada-carnaval

Se pueden ver fotos y videos muy atractivos de las escolas de samba cariocas pero no pasa lo mismo con el carnaval de Olinda. Desde fuera se ve caótico y por momentos pobre. La belleza y la alegría se vive en la calle, con el contacto humano y con la improvisación. Es  pura arte. Acá subo un video casero que encontré en el youtube esperando que con ello tengan una idea de lo que es…

Ahora, que estoy empezando a escuchar la música tambien les dejo una canción de Vinicius que habla del alma del carnaval de Brasil. No la encontré traducida así que la traduzco yo…. Sepan disculpar los errores

Tristeza no tiene fin, felicidad si

La felicidad es como una pluma que el viento va llevando por el aire

Vola tan leve

Pero tiene la vida breve

Necesita que haya viento sin parar

La felicidad del pobre parece

La grande ilusión del carnaval

La gente trabaja el año entero

Para un momento de sueño, para hacer la fantasía

De rey o de pirata o de jardinería

Para que todo se acabe el dia miércoles

Tristeza no tiene fin

Felicidad si

La felicidad es como una gota de rocío

En un pétalo de flor

Brilla tranquila

Después de liviana oscila

Y cae como una lágrima de amor

La felicidad es una cosa buena

Y tan delicada también

Tiene flores y amores

De todos los colores

Tiene nidos de pajaritos

Todo de bueno ella tiene

Y es por ella ser así tan delicada

Que yo siempre la trato tan bien

Tristeza no tiene fin

Felicidad si

muro-carnaval1

Oh linda, Olinda…como te extraño!

Read Full Post »