Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 noviembre 2010

Veinte meses sin fumar

El día 24 de noviembre cumplí 20 meses sin fumar. No tuve tiempo de esribirlo en el blog pero mi compañera y madrina Nieves subió una entrada en el foro de ex-fumantes – como todos los meses hace – para felicitarme y festejar esta fecha, tan querida por todos los que dejamos de fumar. Sólo los fumadores sabemos de que se trata. Desde que dejé de fumar he ido subiendo todos los meses una entrada en el blog. De ese modo festejé esa fecha con mis compañeros y también dejé con mis testimonios una fuente de información para los que están buscando ayuda para conseguirlo también. Los fumantes negamos nuestra adicción entonces tenemos poca información sobre el tema. Sólo sabemos que hace mal a la salud porque lo escuchamos y leemos en los distintos medios de comunicación mismo sin quererlo. Hoy en día se hacen campañas y no se puede fumar en lugares públicos. Fumar dejó de ser bien visto socialmente. De todos modos, los fumadoreds no quieren saber cúales son los males que el cigarrillo les causa. Nos volvemos sordos, ciegos y mudos para poder fumar sin miedo ni culpa. Pero todos fuman con miedo y culpa, aunque se mientan a sí mismos.  En Brasil los paquetes de cigarrillos tienen fotos de personas enfermas por el cigarrillo. Enfisemia pulmonar, cáncer de pulmón, ataque al corazón, impotencia sexual, arterias tapadas, etc. Una amiga ponía un papel blanco entre la foto y la película transparente que cubre el paquete, para no ver la foto. Otro amigo optaba por hacer chistes y cuando le daban un paquete con la foto del cáncer de pulmón él pedía cambiarlo por el del ataque al corazón. Esas actitudes son pura NEGACIÓN. Es por eso que no nos llega la información, porque no queremos. Es esencial conocer a su enemigo a fondo para vencerlo. La información nos otorga un poder indispensable en el momento que decidimos dejar de fumar.

Yo pasé mucho tiempo para dejar de fumar. En cada intento aprendí algo nuevo. Poco a poco fui conociendo mejor mi adicción y adquiriendo informaciones que me abrieron los ojos. La adicción te tapa todos los sentidos y te arrebata el instinto de supervivencia. Así que lo primero que necesitamos para dejar de fumar es tomar conciencia con la información. Luego viene el convencimiento que nos permite alejarnos día a día del tabaco con el famoso “sólo por hoy”.

Con esta entrada quiero agradecer a Nieves por sus felicitaciones mensuales. Ella nunca se olvida y siempre tiene tiempo para demostrarme su cariño y solidaridad. También quiero pedirle perdón a Claudia, que cumple el mismo día que yo. Ella entra todos los meses al blog para compartir y celebrar nuestra fecha juntas. Esta vez le fallé pero quiero decirle que:

🙂 HOY NO FUMO 🙂

 

Y mañana tampoco.

 

 

Esta foto la montó Nieves con todo su cariño: Gracias guapa

Read Full Post »



Hace unos días atrás, en la entrada El Implante de Maritza se presentó una mujer con el nick de porque yo no con una historia que supera la ficción. Ella es de la provincia de Tucumán, en Argentina. Era oyente pero se quedó sorda debido a una intoxicación por medicamentos. Le hicieron un implante coclear hace 14 años atrás pero no tiene el procesador. No tiene apoyo de los médicos ni de la obra social. Ella piensa que los médicos querían hacer el implante nada más, que fue el primero de Tucumán. Hace un año vino una fonoaudióloga de tecnosalud y le probaron el procesador Nucleus Freedom. Escuchó lo que le decían, oyó su voz y los ruídos ambientes pero la felicidad le duró diez minutos: le quitaron el procesador ya que sólo era una prueba. La usaron como si fuese una rata de laboratorio por lo visto. Nadie la ayudó, nadie le informó sus derechos y sucumbió en una depresión acompañada de ataques de pánico. Se trata con una psicóloga quién no debe saber que porque yo no tiene derecho por LEY a tener un procesador de voz con todos sus accesorios, calibración, reeducación, pilas y todo lo que sea necesario para su bienestar físico y mental. Estos son los derechos que la Argentina otorga a los discapacitados por ley. Para eso debemos tener un certificado de discapacidad y ella lo tiene. Su caso es asombroso, ha sido víctima de mal trato y abandono por parte de los médicos y obra social. Llegó al blog pidiendo ayuda con el nick de porque yo no que finalmente lo cambió por color esperanza. Todo eso gracias a Mónica, Alma, Silvia y Maritza que no se cansan de darle información, consejos y ánimos. La queremos ayudar para que pueda tener su procesador y disfrutar de una vez por todas el chip y electrodos que le pusieron en la cabeza. Sufrió una flor de operación, le pusieron un aparato muy costoso y la dejaron en Pampa en la vía. No lo puedo entender, no hay perdón para algo así. Subo esta entrada para que porque yo no que ahora es color esperanza nos cuente mejor su historia y junto con los comentarios logremos remediar esta tremenda injusticia.

Mientras tanto Maritza fue activada la semana pasada. Todavía tiene un largo camino para recorrer; pero escuchó. Transcribo su testimonio acá:

ENCENDIDO Hola chicas ya llegué ,primero les digo Silvia sigue siendo caso unico, aunque no se la verdad………que fue lo primero que sintió ella a mi todo me pareció muy frío. Yo estaba sola con el audiometrista, me entregó la hermosa caja con partes del equipo y luego calibró la computadora con el dispositivo. Me dijo que iba a encender los electrodos eran o son 17 que encendieron sin problema alguna, el doct luego me dijo que iba a escuchar ruidos que le dijera si eran fuertes o bajos eso lo hizo unas tres veces, alguien ya lo dijo no acuerdo cual de ustedes dijo que escucho como el sonido del mar en un caracol ,ademas se tapo la boca y me decia silabas que medio las entendia, me explicaba que el cerebro tiene que ir empezando a reconocer sonidos, lo curioso fue que cuando entre a mi vehiculo encendi la radio y pude escuchar perfectamente un documental ,cuando llegue a mi casa quede como con una musica de piano, de fondo que se me quita,jajjaja el aparato se me cae a cada rato me falta oreja creo que falta de costumbre o muy pesado ,ahora saco cita con la fono para que me enseñe a escuchar es el siguiente paso ………..me dijo que no era necesario pero mejor le apunto a todo para tener una buena terapia y este fue mi gran diaaaaaaaaaaaaaaa

L@s invito a seguir escribiendo desde esta entrada porque la otra está llena. No saben lo que escriben estas mujeres, jejejeje. Seremos sordas pero no somos mudas 🙂 ¡Nadie nos para!

Desde acá le quiero dar la bienvenida a color esperanza. Espero que consigas tu meta: volver a oir con el implante que ya tenés instalado en la cabeza. Por otro lado quiero felicitar a Maritza por su activación y alentarla a tener paciencia y perseverancia. No dejes de escribir Maritza y contar tus alegrías para que lo festejemos con vós o frustraciones para levantarte los ánimos con nuestras experiencias. No te olvides que la actitud es muy importante y vós ya estás escuchando.

Con esto inauguro el nuevo post, un post con color a esperanza y un sabor tropical de la bella Costa Rica.

Read Full Post »

Pintura y exposición

Pintar es un acto solitario. Pasamos horas, días, semanas o meses frente a la tela en blanco que nos desafía con su vacía existencia y al mismo tiempo nos brinda un espacio de expresión. Son momentos de concentración semejantes a la meditación que nos permite buscar nuestra creatividad interna. El silencio convive bien con la pintura pero ahora puedo escuchar la música. No pinto más sola, la música me hace compañía gracias al implante coclear.

Después viene la segunda etapa en la vida de un pintor, totalmente opuesta a la anterior: La exposición. Los cuadros sólo tienen sentido si se los muestra. Un cuadro escondido es un cuadro muerto porque el arte vive cuando se comparte. La mirada del espectador completa el ciclo de una obra.  Uno pinta, el otro la interpreta y entre los dos la obra vive. Mañana termina la exposición. Personas de todo tipo entraron en la galería durante estos diez días. Cada uno de ellos aportó algo nuevo a mis pinturas, a través de sus miradas. Pena que no pude escuchar todos los comentarios pero cada día que pasó pude entender cada vez mejor lo que me decían. Vencí al ruído incesante de fondo con la práctica y el tesón. Un amigo me dijo que él tampoco escuchaba bien en la sala porque a los ruídos de la calle se le sumaban los de un motor, en la pared contigua de la galería, sin contar con el subte que pasa por debajo, del cúal supe de su existencia por como se ponía a vibrar el piso cuando pasaba. Así que estoy hecha una campeona. No sé qué habrá pensado la gente al ver cómo me acercaba para leerles los labios. Cuando apuntaban con el dedo al cuadro yo les miraba los labios para encontrar el sentido de las palabras que emitían.  No fue una exposición de venta pero hubo un rico intercambio cultural. Se acercaron artistas, extranjeros, jóvenes, trabajadores, oficinistas, todos ellos interesados. Una hora antes de irme entró un muchacho con ropa humilde y aliento a alcohol. Lo sentí cuando me acerqué a leerle los labios. Le dije que era sorda, como siempre hago, y él me respondió con una sinceridad que me cautivó que no quería hablarme de cerca porque había bebido una copa y le daba vergüenza que lo huela. Se encantó con El limpiavidrios; me dijo que capté a la perfección la luz de La cartonera y me preguntó si los dos fuegos de En el semáforo formaban un corazón partido.

Me gustó su mirada y ahora veo ese corazón partido que pinté accidentalmente; enriqueció mi mirada y con ella el cuadro. Era un muchacho muy educado y a pesar del olor a alcohol no se lo veía borracho y hablaba con conocimiento. Le sorprendió el tema de la exposición, un tema popular, pero lo que más le llamó la atención fue que también lo hubiese pintado con una técnica popular a pesar de que los colores fuesen finos y sofisticados. Es cierto, pinté personajes en forma de cartoon y no cuerpos renacentistas de proporción perfecta. Según él, los cuadros sociales siempre fueron pintados con técnicas sofisticadas y eso fue lo que le gustó de los míos, que hubiese una armonía entre la técnica y el tema. Cuando llegamos al cuadro ¿Política o poder?

me confesó que él vivía en la calle hacía un tiempo y a partir de ahí empezó a hablar con plena confianza. Me contó cómo una persona no es buena o mala porque viva en la calle. Algunas comparten su propia comida con un desconocido, ayudan, son generosos, dan lo que no tienen, mientras que otros son mezquinos, violentos y miserables. Le gustó que haya pintado tantos colores donde otros sólo ven indiferencia. Los colores lo cautivaron e incitaron a entrar en la galería, lo que nunca había hecho antes. Los dos estabamos emocionados y allí me dí cuenta que la muestra valió la pena, que había logrado mi objetivo, rescatar la humanidad de los otros que los nosotros no ven. Porque todos formamos parte de la misma humanidad.

Fue una muestra emocionante.

Read Full Post »

El lunes fue el vernissage de la exposición “Los Otros” en el “Diario del Viajero”. El diario otorga una sala para exponer. No cobran estadía, ni comisión por las ventas. Hacen una buena obra para el arte y los artista, un lugar ideal para “Los Otros”. Esta serie no es comercial, trata un tema social a través de los “personajes” retratados que viven “fuera” del “sistema”, buscando sustento en la calle. Estos cuadros denuncian una realidad incómoda. Son los “efectos colaterales” de ese sistema que pretende ser perfecto y no lo es. La gente que entra y ve siempre dice lo mismo:  “Es muy fuerte”

Es la primera vez que hago una exposición de ese estilo. Me dí el lujo de pintar un sentimiento que vive en mi corazón, sin importar el valor comercial. Esta sala me dió el espacio y con ello la oportunidad de hacer esta exposición.

En el vernissage vino mucha gente y todos hablaban al mismo tiempo. En la sala las voces retumban y se mezclan con los miles de ruídos que llegan a la calle. La sala no tiene muebles y la mitad de las paredes son de vidrio. La acústica es pésima para quién escucha con el implante. Estaba mareada de tantos ruídos, sólo pude pescar algunas palabras aisladas pero nunca pude escuchar una frase completa. Así que la verdad es que no sé lo que dijeron de la exposición. La gente parecía contenta con el champagne, todos me abrazaban y sonreían. Las únicas palabras que escuché una y otra vez fueron: “Son muy fuertes”, “Los cuadros… fuertes”

Ahora atiendo a la gente de 10 a 19hs. Los ruídos que llegan de la avenida me resultan tremendos. Se transforman en un sólo ruído intenso e incesante. Si presto atención puedo distinguir el motor de un colectivo, una bocina, sirena o frenazo. Nunca me había pasado eso antes del implante. Los ruídos de fondo con el audífono eran irreconocibles. Ya llegué a escuchar hace unos días atrás, el canto de un pájaro en el centro de la ciudad. ¡Yo creía que los pájaros no cantaban por estos lares!

A pesar de que los ruidos de la calle sean insoportables estoy feliz por escucharlos. El problema aparece cuando alguien a la galería y me habla. Me siento impotente ante la cortina de ruidos que me impide llegar a la palabra hablada. Los ruidos de fondo son el mayor enemigo del implante, sin hablar de la humedad. La fonoaudiologa me dijo que siempre iba a ser difícil discriminar las palabras en lugares ruidosos. Pero yo no me olvido que soy sorda y sé que nunca escucharé como un oyente con el implante, y mucho menos sin él. Además sólo tengo uno. Puede ser que mi agradecimiento incondicional hacia el implante se deba a que peor de lo que estaba sin él no podría estar. Lo tengo prendido desde que me despierto hasta que me voy a dormir. Me gusta escuchar, me siento conectada con la vida y con la gente. En el silencio me siento sola y aislada, lo que me causa una gran tristeza.

Aprovecho estos días para hacer otro aprendizaje: escuchar con un ruido de fondo intenso. La reeducación no termina en la sala de la fonoaudióloga. Estamos todo el tiempo aprendiendo y es por eso que yo creo que cúanto más tiempo estemos con el implante conectado, más rápido distinguimos los diferentes sonidos. Como dice el I-Ching: “La perseverancia trae éxito”

Desde acá pueden acceder al Diario del Viajero:  www.diariodelviajero.com.ar, en la última página verán la expo “Los Otros”

 

 

P.D: Estoy escribiendo de un ciber, es por eso que no pude subir fotos.

Read Full Post »

Delirios en la Av. de Mayo

Estoy en la galería de arte del Diario del Viajero con mis cuadros colgados en la pared. Finalmente tengo un momento para escribir mientras espero a las personas entrar. La galería está en la Av. de  Mayo que une la Casa de Gobierno al Congreso. En este lugar me reencuentro con la ciudad que un día abandoné en busca de algún paraíso distante y exótico. Me encanta esta avenida. Sus edificios vieron pasar la historia de la Argentina desde la independencia hasta hoy. Multitudes han desfilado entre la Casa de Gobierno y el Congreso por diversas razones. Hace poco lo hicieron para despedirse del ex-presidente Nestor Kirchner.

 

 

 

 

Si no fuese por la exposición no vengo nunca por acá. Me siento en el corazón de Buenos Aires y lo disfruto. El sol brilla por encima de las cúpulas de los edificios y me recuerda lo bella que es la vida. Mucho más después de haber vivido una semana de muerte y tristeza en esta misma avenida donde hoy hago mi exposición. La vida continúa sin prisa y sin pausa. Vivimos como si nunca fuésemos morir y dejamos pasar tantos momentos. El peso de la muerte me impactó y recordó la fragilidad de la existencia. Vivimos una ruleta rusa que en cualquier momento te dispensa de la actuación. En ese momento me lo pregunto todo. La vida se ve tan absurda frente la muerte. ¿Adonde nos vamos? Y si no nos vamos: ¿Para que vivimos?. Un día y cien años son lo mismo frente a la eternidad. En un segundo todo deja de existir. A decir verdad todos los días pienso en la muerte pero siempre me impacta cuando me la encuentro de frente.

 

Cuando era chica le preguntaba a mi padre “¿Dios existe?” y él me respondía: “Si existe es sádico”. Qué viejo el mío. Por momentos veo a ese Dios sádico y por otros un Dios amoroso pero nunca dejo de ver un Dios. No es el Dios de barba blanca sentado en un trono mientras observa su creación. No es hombre ni mujer, es un Misterio inmenso sin forma ni dirección. No es un Dios religioso porque no se lo puede encerrar en una doctrina. No es un Dios de pocos. No es un Dios que se pueda poseer. Es un Dios donde estoy y soy a pesar de no entender. Y por eso que a veces veo ese Dios sádico; nos regaló miles de preguntas a cambio de ninguna respuesta. Es el absurdo total y nosotros debemos encontrarle un sentido a la vida para no caer en un vacío. Y cuando la muerte se instala  nos enfrentamos al vacío, la perdida y la tristeza. Es el verdadero Nunca Más te volveré a ver.

 

Mientras tanto la vida sigue y yo estoy en la galería de arte del Diario del Viajero con mis cuadros colgados en la pared mientras disfruto de la Av. de Mayo y escribo.

Read Full Post »