Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 septiembre 2011


Todos los artistas tienen un autorretrato y ya era hora que yo tuviese uno también. Todo empezó con el cuadro que pinté al estilo de Gauguin, en óleo. Quería aprender nuevas técnicas para ser una buena profesora. Van Gogh se pintó muchas veces. Debería querer espantar los demonios de su mente así. Una manera de exteriorizarlos. Se pintó en distintas situaciones, siempre con colores ardientes y vibrantes. Sus pinceladas son cortas y nerviosas. Las mezclas de colores son hechas rápidamente, en la propia tela. Varias pinceladas de azul y amarillo crean el verde y así sucesivamente. Pintaba a gran velocidad, dictado por sus emociones desbordantes. Muchos piensan que Gauguin es el responsable de que se haya cortado la oreja, pero yo no es cierto. Van Gogh era una persona muy desiquilibrada emocionalmente, tanto así que terminó en un hospital psiquiátrico. Cuando algo no le gustaba se lastimaba a sí mismo; se quemó la mano con una lámpara porqué una mujer no quería verlo. Van Gogh y Gauguin convivieron durante un corto e intenso período de sus vidas. Los dos huían de la civilización decadente europea. En el sur de Francia encontraron la luz y los colores ideales para sus obras revolucionarias, qué llamamos de post-impresionistas hoy en día. Rompieron con la academia y se reencontraron con su parte salvaje. Pintaban con sus entrañas. Era emoción al estado puro. Van Gogh soñaba con una comunidad de pintores impresionistas en el sur de Francia. Había creado la Casa Amarilla. Ese color fue un factor dominante en sus obras. Representaba el sol de La Provence, que tanto cautivó a este holandés. En su país el sol era de color pastel y en La Provence pura explosión. Sólo Gauguin se fue a vivir con él en Arles, pero por poco tiempo. No se soportaron, eran dos hombres completamente distintos. Van Gogh obsesivo, ordenado y sin éxito con las mujeres. Gauguin desordenado, seductor y salvaje. Este último era demasiado libre para adaptarse al carácter controlador de su colega. Se lo dijo de la mejor manera posible, cuando estaban en un bar. Se quería ir a vivir a Tahití. Van Gogh no lo toleró y demostró su descontento violentamente. Se cortó la oreja pero antes de eso le tiró un vaso en la cara de Gauguin y luego lo esperó con un cuchillo en la plaza. Con esto no quiero hablar mal del holandés, uno de los mejores pintores de occidente pero tampoco quiero que sigan culpando a Gauguin por la desgracia de su colega. Van Gogh era víctima de sí mismo de tal manera que terminó con su propia vida con un tiro en la barriga. Era un hombre demasiado sensible para este mundo y sufrió mucho por ello.



Es así que un día Van Gogh se cortó la oreja y luego se pintó. En el cuadro se le ve una venda, como la que me pusieron cuando me implanté. Mi profesora de pintura, Marcela Baubeau, me dijo: Van Gogh se sacó la oreja y vos te la pusiste. Me encantó y con eso vi la oportunidad de hacer mi primer autorretrato, en homenaje al pintor que tanto admiro. Aprendí a través de sus colores y pinceladas lo que nadie puede enseñarme personalmente, porqué como Van Gogh no existen dos.



Si quieren saber más cliquen aquí

Anuncios

Read Full Post »

ProFe y la discapacidad


Va a ser un mes desde que escribí la última entrada en el blog. Ya no soporto más leer que hace cuatro meses dejé de fumar, cuando ya son casi cinco. Por suerte el blog siguió vivo gracias a Doris, Rosario y Sandra. También han aportado Moni, Silvia, Alma, Juan Carlos, Norma y Marcela.


Se podría escribir una novela con los comentarios dedicados al caso de Sandra. Ya pasaron 14 años desde que se le rompió el procesador y desde entonces no le dieron otro. En Argentina existen leyes que obligan a las obras sociales y prepagas a cubrir con las necesidades de los discapacitados. Pueden acceder y leer desde este enlace la ley 24.901. Gracias a esta última tenemos derecho a recibir un costoso implante coclear, que nos devuelve la audición artificialmente. Se podría decir que Argentina es líder en Latinoamérica en leyes de discapacidad.


Lo que le sucede a Sandra demuestra que todavía existe un largo trecho de la ley al hecho. Ella es afiliada de Profe (Programa Federal de Salud), que ampara a los discapacitados con pensión no contributiva, y son justamente ellos los que le están haciendo la vida imposible para que se canse y siga en el silencio a pesar del implante coclear que ya tiene. Esta historia supera la ficción. La injusticia es aberrante. Han llegado al colmo de pedirle una resonancia magnética, un examen prohibido a los implantados. Por suerte que se avivaron en el hospital porque iba a terminar con la cabeza pegada a la máquina debido al imán que tiene implantado. Y fue su propio abogado quién le mandó hacer el examen, de locos. ¿Cómo puede suceder algo así en nuestro país, que se autodefine a favor de la inclusión? Yo creo que lo que le sucede a Sandra es una caricatura de lo que vivimos diariamente los discapacitados para conseguir lo que nos pertenece por derecho. Nos vuelven locos y tratan mal para que nos cansemos y no tengan que pagar lo que necesitamos.


Los discapacitados no tenemos voz. No tenemos el poder de parar el país con una huelga o un piquete. Nadie nos registra, nadie nos necesita. La discriminación y el maltrato que recibe Sandra es vergonzoso y todos deben saberlo. Tenemos que aprovechar la internet cómo medio independiente de información para que esto deje de suceder. Sandra está sufriendo desamor por parte de la sociedad.


Los abusos existen con los más vulnerables, muchas veces causados por sus propios protectores. Total ellos no tienen voz. Nadie se va a enterar, y si se enteran no les van a creer. El caso de Sandra con Profe es uno de los tantos que existen por ahí. Abusan de la necesidad y fragilidad de Sandra para engañarla y no pagar 8.000 miserables pesos, cuando se gastan millones de toneladas, muchas veces, donde no se deben gastar.


Sandra llegó al blog hace un año atrás y se encontró con unas locas biónicas capaces de cualquier cosa. Ellas son Doris y Rosario. Hablan a Tucumán, Tecnosalud, Conadis, Profe, abogados, diarios, familiares y demás. No escuchan pero hacen ruído. A veces los oyentes e instituciones se hacen los sordos. Se aprovechan de nuestro silencio para hacernos callar.



Pero también existen personas maravillosas. Esas personas no aparecen en las noticias y trabajan escondidas. Una de ellas es Jordana – asistente social de  Conadis – que mueve cielo y tierra junto a Doris y Rosario para que se haga justicia. Ella le hace honor a la institución donde trabaja. Deberían existir más Jordanas en nuestro mundo.


Escribí esta entrada para que Sandra, Doris, Rosario y demás sigan escribiendo a través de los comentarios y hacer pública esta lucha. Espero que un día Profe nos lea y sienta tanta verguenza, que les haga cambiar de actitud.


Sandra tiene que recibir el procesador que necesita para volver a escuchar.


Desde acá les mando mi solidaridad.

Read Full Post »